Mantenimiento

El acero inoxidable es muy duradero y resistente, ofreciendo además un aspecto superficial atractivo e higiénico. Aun así, todos los grados y acabados del acero inoxidable pueden mancharse, decolorarse o ser afectados por suciedad adherida o sustancias extrañas producto del uso cotidiano. Para alcanzar la máxima resistencia a la corrosión, la superficie del acero inoxidable se debe mantener limpia.

Al finalizar una instalación, la eliminación de la película plástica protectora (PVC) y el adhesivo final es muy importante. Tras esta retirada debe continuarse con una operación general de limpieza para que la superficie quede limpia. Posteriormente se realizará una limpieza regular de mantenimiento según dicte el ambiente exterior o interior en el cual se encuentre la estructura. Si esto se cumple podemos esperar una vida larga, con pequeño o ningún cambio en la apariencia del producto.

En ocasiones, debido a accidentes o golpes, las estructuras de acero inoxidable pueden presentar arañazos. En esos casos es necesario hacer un trabajo de restauración del acabado o pulido. Cualquiera que sea el caso, Innoval siempre esta dispuesto a reparar o hacer el mantenimiento de sus estructuras de acero inoxidable, es nuestra misión prolongar la vida útil y conservar la buena apariencia de las mismas.